LLAMA IMSS A LA POBLACIÓN Y A PACIENTES RENALES CUIDAR SU ALIMENTACIÓN


El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hace un llamado a la población en general y en especial a los pacientes renales a modificar sus hábitos alimenticios, evitar los alimentos procesados e instantáneos y en cambio aumentar el consumo  frutas y verduras  para evitar posibles enfermedades renales.

En entrevista con Griselda Limón Diego especialista en nutrición del Hospital General Regional de Orizaba (HGRO) comentó que a los pacientes renales se les brinda orientación alimenticia y vigilancia de forma permanente, que incluye medición de su estatura, talla, actividades diarias que realizan, así como en qué etapa se encuentran para posteriormente indicarles el tratamiento a seguir.


Explicó que la dieta otorgada a los pacientes con daño renal, pero que aún no cuentan con tratamiento de diálisis peritoneal o hemodiálisis, es más restrictiva porque deben controlar la cantidad de proteínas,  la retención de líquidos. La ingesta de alimentos que son ricos en sodio, potasio y fosforo porque es lo que tiende a afectar su salud.

Agregó que entre los alimentos altos en potasio se encuentra el jitomate “en nuestra cultura el jitomate es utilizado en casi todos los platillos”. Las frutas como guayaba, papaya y fresa también contienen este elemento, todas con diferente contenido de potasio en alta, mediana y baja proporción, por ello es conveniente que los pacientes renales limiten al mínimo su consumo.

Una de las recomendaciones para quitarle potasio a los alimentos es el remojo “por ejemplo la papa que es considerada dentro del grupo de las solanáceas; se pela y se corta en trozos muy chicos ya que entre más contacto tenga con el agua mucho mejor porque disminuye la cantidad de potasio, esta se deja durante 24 horas y el agua se le cambia cada 8 horas, después de esto está lista para cocerse” mencionó la nutrióloga.

Comentó que  la enfermedad renal es la octava causa de muerte a nivel mundial y los factores que llevan a una insuficiencia renal más común  son diabetes y presión alta, de ahí la importancia de la prevención y el autocuidado de la salud y la práctica de estilos de vida saludables que incluyan una buen dieta y actividad física, en tanto que la recomendación para quienes ya tienen algún daño renal es mantener un estricto apego al tratamiento y a las indicaciones médicas para evitar mayores complicaciones.

Limón Diego reconoció que algunos pacientes renales que reciben son jóvenes de 19 años de edad, por este motivo se les invita a seguir las ocho reglas de oro si padezco diabetes o presión arterial alta, mantener los niveles controlados, peso bajo control, comer saludable y mantener una ingesta de líquidos saludables, en  tiempo de calor ingerir 2 o más litros de agua natural para pacientes sanos, no auto medicarse y si ya tiene un familiar con antecedentes acudir a chequeo.

Comentarios